domingo, 16 de noviembre de 2014

Citas citadas en mi cuenta de Twitter: Primera parte de tres … o de cuatro


Reproduzco las citas que he citado en m cuenta de twitter en los últimos meses (abril-noviembre 2014). Seguro que no te diste cuenta que son casi 100.




Cuando estés montado en una escalera no des un paso atrás para contemplar el buen trabajo que has hecho.

“Que tuitearia Platón:  Menos sobre lo que almorzó y más sobre justicia y sabiduría”.  New York Times.  Lección para usar Tweeter. #RSE

"La educación es la mejor provisión para el viaje hacia la vejez". Aristóteles.

"Mucha gente tiene que hablar para no tener que escuchar" May Sarton

No tienes ni mal tiempo ni buen tiempo, tienes tiempo. Úsalo responsablemente.

“El que da al pobre y presta al necesitado hace más el bien que el que compra el perdón” Martin Lutero 1517.

Si no nosotros ¿quién? Si no ahora, ¿cuándo?  Eslogan checo, 1989.

¡Como he madurado!:  Antes corregía a mis hijos, ahora ellos me corrigen a mi …………….. y tienen la razón.

Lo que importa en la vida no es lo que te sucede, sino lo que recuerdas y cómo lo recuerdas.  Gabriel Garcia Márquez

Aprender a aprender es la destreza más importante de la vida”,  Tony Buzan.  Estudia!!

“El aprendizaje es un tesoro que va con su dueño a todas partes”. Proverbio chino.  Estudia!!

 “Ámalos a todos, confía en algunos, haz el mal a ninguno”  William Shakespeare.

“Todos quieren poseer conocimientos, pero pocos están dispuestos a pagar el precio.”
-- Juvenal (principios Siglo II),

 “Nuestros críticos son nuestros amigos porque nos muestran nuestras fallas”.  Benjamin Franklin

“Muchos saben cómo callarse, pero muy pocos saben cuándo”.  Anónimo.
"El prejuicio es una carga que confunde el pasado, amenaza al futuro y hace al presente inaccesible." Maya Angelou  (1928-2014)

“Si el destino está contra  nosotros, peor para el”  Grafiti en Florencia

“En el contener nuestros afectos egoístas y dar rienda suelta a los bondadosos está la perfección de la naturaleza humana”.  Adam Smith (1723-1790)

Grafiti en Florencia:
-- Derroquemos al gobierno
-- ¿Por qué?
--  !Porque es el gobierno!

En un cuadro en Florencia: “Uno avulso non deficit alter”  Eliminado uno no falta quien lo substituya, o sea, nadie es indispensable.

"La felicidad es muy sencilla: Alguien a quien amar, algo que hacer y algo que anhelar". Rita Mae Brown (1944-) Autora de EEUU. 

Para los burócratas el procedimiento es el todo, los resultados nada. Tomas Sowell (1930--) Economista

Todas las ideas son de segunda mano, consciente o inconscientemente derivadas de millones de fuentes externas. Mark Twain (1835-1910)

“Los hombres sabios hablan porque tienen algo que decir.  Los tontos porque tienen que decir algo.”  Platón (428 AC-348 AC)



domingo, 9 de noviembre de 2014

Sindicatos: ¿Representantes de los empleados como stakeholders?



El 24 de octubre 2014 se aprobó en Consejo de Ministros la Estrategia Nacional de RSE de España. Inmediatamente representantes de los sindicatos españoles la denunciaron por no ser fiel a los acuerdos del Consejo Estatal de Responsabilidad Social de las Empresas, CERSE, un órgano adscrito al Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que tiene carácter “asesor y consultivo” (ver un artículo escrito por Diario Responsable el 27 de octubre:  CCOO denuncia que la estrategia española de RSE no cumple las modificaciones pactadas en el CERSE).





CCOO, uno de los mas grandes sindicatos españoles, había supuestamente logrado en la última reunión del CERSE, previa a la aprobación de la estrategia, introducir cambios (La estrategia española de RSE cambió en el último minuto, 11 de agosto 2014) con “…. la necesidad de reconocer a los representantes de los trabajadores como grupo de interés…”  y  “….que se deben incluir en las memorias de RSE la opinión y valoración de los representantes de los trabajadores….”.  O sea, ser oficialmente reconocidos dentro de la estrategia como un grupo de interés y la obligación de que sus opiniones sean incluidas en los informes de sostenibilidad.

En este artículo no analizaremos el contenido de la estrategia, lo cual ha sido hecho en detalle en otros medios. Solo comentaremos la posición de los sindicatos en cuanto a la versión final de la estrategia.

En el artículo citado, CCOO dice que no se han respetado los acuerdos de la última reunión.  Ello es una protesta legítima ya que supuestamente se acuerda un texto y después de la reunión, cuando los miembros del consejo asesor y consultivo han votado favorablemente, el texto se cambia (¿se puede esperar acuerdo en un consejo asesor de 49 miembros o se hace el juego colectivo?).  Parece ser un comportamiento poco ético y definitivamente poco elegante.  Pero es un comportamiento perfectamente legal.  El responsable de la estrategia es el gobierno y el gobierno puede decidir lo que quiera.  ¡Ahora nos toca a nosotros exigir cumplimiento!  ¿Lo haremos?

De hecho, los representante del gobierno debieron decir que el texto acordado en el CERSE estaba sujeto a los cambios que se acordarían dentro del gobierno, lo que sería normal.  Hay que enfatizar que el CERSE en un órgano adscrito al gobierno, con carácter asesor y consultivo.   Hay una gran diferencia entre asesores y ejecutivos.  Los primeros no asumen responsabilidades, en tanto que sí lo hacen los segundos, de allí que tengan la palabra final. 

Pero lo que sí es discutible es que los sindicatos quieran ser reconocidos oficialmente como grupo de interés dentro de la estrategia, cuando no se otorga ese carácter a ningún otro grupo de interés. Y lo que es más discutible y es lo que queremos comentar en detalle es que sean designados como representantes de los trabajadores. 

¿Son los sindicatos los representantes de los empleados de las empresas? 

Aquí hay varas falacias, una es auto-designarse representantes y la otra confundir trabajadores, en el sentido genérico, con empleados de las empresas.   Sobre la primera, ¿quién ha elegido a los sindicatos como representantes de los trabajadores?  Los sindicatos tienen algunos trabajadores que han decidido hacerse miembros. 

En España sólo el 15% de los trabajadores son miembros de un sindicato. ¿Representan los sindicatos también al otro 85% de los trabajadores?   No hay un proceso democrático por el cual todos los trabajadores, por mayoría, los han elegido como nuestros representantes, como sí es el caso, para bien o para mal, de nuestros gobernantes.  A los que sí representan son a sus miembros y a estos sólo en lo que se refiere a un conjunto de actuaciones prescritas en las leyes y regulaciones nacionales.  Ni siquiera representan a sus miembros en todos los ámbitos.[i] 

Sobre la segunda falacia, si bien es cierto que los principales stakeholders son los EMPLEADOS de la empresa, eso no es lo mismo que trabajadores en el sentido genérico.   Los empleados pueden, o deberían poder, opinar dentro de la empresa, de hecho son los empleados, desde el Consejero Delegado hasta el último peón, los que implementan la responsabilidad de la empresa ante la sociedad.  Pero cada grupo dentro de su misma empresa.  No hay un colectivo que represente a todos los empleados de todas las empresas.  No hay homogeneidad, cada empresa es diferente y su responsabilidad ante la sociedad es diferente.  Los empleados son el grupo de interés con más capacidad de influenciar la responsabilidad de la empresa, actuando desde dentro.  Pero no son los “trabajadores”

¿Deben los sindicatos tener privilegios?

En el caso de la Estrategia de RSE los sindicatos también pedían “…..que se deben incluir en las memorias de RSE la opinión y valoración de los representantes de los trabajadores”.  Sí, los informes de sostenibilidad de una empresa deben incluir la opinión y valoración de sus empleados, pero, en función de la representatividad comentada arriba, ¿deben incluir la de los sindicatos?  Se les fue la mano.

El informe de sostenibilidad de una empresa debe ser el reflejo de las actuaciones de la empresa, resultado de la implementación de su estrategia, que debería, como buena práctica empresarial, considerar la opinión de todos los grupos de interés que sean relevantes y en función de su impacto.  No parece haber razón alguna para privilegiar a los sindicatos, salvo en los casos en que sean un stakeholder crítico para la estrategia de sostenibilidad de la empresa.  Que no lo será siempre.  Para muchas empresas no lo son.

Sí, la opinión de los sindicatos se debe escuchar y su acción se debe sentir, como la todos los miembros legítimos de la sociedad civil.  Han sido electos representantes de algún grupo como cualquier otra institución de la sociedad civil. Pero, ¿deben tener tratamiento especial frente a otros grupos?, ¿deben tener privilegios?

Sobre esto de los privilegios es  interesante contrastar la participación sindical en España con la de otros consejos asesores de RSE.  El Consejo de Responsabilidad Social para el Desarrollo Sostenible en Chile fue creado en julio del 2013 con 20 miembros.  El Consejo Consultivo Nacional de Responsabilidad Social de Costa Rica fue creado en julio del 2008, con 18 miembros (el de España tiene 49 miembros).  Un contraste significativo entre estos Consejos es que el de España tiene doce representantes sindicales (24%), el de Chile tiene uno (5%) y el de Costa Rica ninguno (0%).  El primero lo preside el Ministro de Trabajo, el segundo el Ministro de Economía y el tercero un representarte del sector privado.  

El lector puede intentar deducir cual será de la efectividad de estos consejos asesores.






[i] Los sindicatos no están tan exentos de culpas como pretenden hacernos creer (ver mi artículo Responsabilidad Social de los Sindicatos: ¿La viga en el ojo?).  Y algunos de sus dirigentes ponen sus intereses por encima de los de la sociedad (que incluye sus miembros) como se ha observado en los casos de los fraudes en los programas de restructuración empresarial y de entrenamiento en varias regiones de España y en el caso del uso indiscriminado de las tarjetas de crédito, defraudando a los ahorradores de Bankia/Caja Madrid.  Parecen no estar exentos de la corrupción generalizada en España.  No son la excepción.

martes, 4 de noviembre de 2014

CSR in SMEs: an analysis of donor-financed management tools

CSR in SMEs: an analysis of donor-financed management tools

 Peter Lund-Thomsen, Dima Jamali and Antonio Vives

SOCIAL RESPONSIBILITY JOURNAL VOL. 10, NO. 4, 2014

 (Documento disponible al final)

Abstract

Purpose – This paper aims to analyze the potential and limitations of donor-financed management
tools that seek to promote corporate social responsibility (CSR) in small and medium-sized enterprises (SMEs) in developing countries. Drawing on key insights from three streams of literature relating to institutional theory, critical perspectives on CSR in developing countries and the literature on CSR and SMEs in the developing world, the potential and limits of donor-financed management tools aimed at promoting CSR in developing country SMEs are analyzed.



Design/methodology/approach – Using official UN and Organization of Economic Cooperation and Development lists of all multilateral and bilateral donor agencies, 38 donors that might have produced such CSR tools were identified. The authors contacted them via e-mail and/or telephone, and conducted an extensive Internet search with the aim of identifying whether they had developed management tools aimed at promoting CSR in SMEs in developing countries. The authors then scrutinized the contents of the 11 tools identified and examined the extent to which these tools accord attention to contextual differences and specific peculiarities of institutional environments in developing countries; the extent to which these tools account for the silent or sunken aspects of CSR which have been prominently highlighted in the SME – CSR literature; and the extent to which these tools accord attention to the paramount concern for poverty alleviation in developing countries.

Findings – Overall, the analysis testifies to the continued predominant orientation of these tools to the context of larger firms in developed countries, with insufficient tailoring or customization to the specific realities of SMEs in the South.

Research limitations/implications – In-depth interviews with aid agency personnel, SMEs, workers or community members were not conducted. Hence, this study should be seen as an initial, exploratory desk study of the potential and limits of management tools aimed at promoting CSR in SMEs in the developing world.

Practical implications – It is suggested that donor agencies could develop such tools in a bottom-up fashion by first mapping the silent CSR practices of SMEs in developing countries and then use this as a basis for strengthening existing CSR activities in SMEs instead of trying to impose new priorities from the outside. This might enhance the local relevance and applicability of these management tools.

Originality/value – The study is likely to be the first analysis of the potential and limits of management tools that are developed by donor agencies with the aim of promoting CSR in SMEs in developing countries.

Keywords Developing countries, Small and medium-sized enterprises, CSR management tools, International donor agencies

Paper type Research paper





(No entiendo por qué, pero si a la primera no funciona, probar varias veces)

domingo, 2 de noviembre de 2014

Mi post número 300 en el blog de CUMPETERE


Mi post número 300 es una breve nota personal. 

GRACIAS A TODOS MIS LECTORES POR SU INTERES….

…..especialmente a los que ocasionalmente envían algunas palabras de estímulo vía tuiter, vía comentarios a los artículos en el blog, vía correos electrónicos, y a veces en persona.

Más del 95% de los posts son artículos sobre RSE.  Escribir estos artículos es un trabajo más laborioso  de lo que parece en principio: el promedio dedicado a escribir un artículo: 3-4 días, el promedio dedicado en el mes de octubre a leerlo, por aquellos que lo leen: 61 segundos.  Supongo que ese corto período se recogen los principales mensajes de los artículos.

Considero que es mi responsabilidad ante la sociedad (que en mi caso “las sociedad” son los interesados en la RSE en Iberoamérica) devolverle algo de lo mucho que la vida me ha dado, sobre todo ahora que me puedo dar ese lujo.  Es nuestra responsabilidad usar los talentos que Dios no ha dado, cualesquiera que estos sean, para el bien común.





A veces es frustrante ver que muchos de tus esfuerzos pasan desapercibidos.  Pero hay que estar consciente de que hay que atender las demandas del “mercado de la RSE”, la culpa no es del “mercado”.  Si el producto no es atractivo, no lo “compran”.  La demanda es función de la calidad de la oferta, sobre todo en un mercado tan competitivo como el de la información, donde hay tanta abundancia.  No es fácil tener valor agregado.

Pero al final del día lo que importa es la satisfacción del deber cumplido, ya sea el que nos ha sido impuesto ya sea el que nos hemos autoimpuesto.





Y yo estoy satisfecho de este trabajo.



DE NUEVO, GRACIAS A TODOS POR SU INTERÉS.

domingo, 26 de octubre de 2014

Ética en el Sistema Financiero: ¿Posible?


Con motivo de las reuniones anuales del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) se organizó un seminario sobre Ética y Finanzas en Washington el 12 de octubre donde un panel presento sus visiones sobre los aspectos éticos y regulatorios del sistema financiero.  La mayoría de los ponentes presentaron una visión tradicional de las causas de la reciente crisis financiera, atribuyéndola a la regulación y supervisión deficiente, incentivos perversos y a la avaricia de algunos de sus integrantes.  Algunos presentaron una visión del papel de la ética personal.





El video del panel puede verse en The Future of Finance - Session 1: Ethics and FinanceComo el video es en inglés y dura casi dos horas en este artículo les hago el trabajo de análisis de lo más destacable desde el punto de vista de la responsabilidad social de las instituciones financieras.  Presento mi interpretación, con mis comentarios, de lo que dijeron y no pretende ser una transcripción fiel.

Varios de los panelistas, procedentes del mercado financiero mantuvieron una posición relativamente técnica sobre el diagnóstico de la crisis financiera y las posibles medidas a ser tomadas. 

El caso más paradigmático de la visión tradicional fue el de la Directora General del FMI (bajo investigación en su país por conducta dolosa) que definió la problemática como una falta de comprensión de los riesgos de sus acciones para el sistema y la sociedad, tanto por parte de los reguladores y supervisores  como por parte de las instituciones financieras.  Como solución a la problemática recomendó las tradicionales medidas técnicas  de fortalecer las regulaciones y los reguladores, con independencia y recursos para llevar a cabo sus funciones, armonizar las regulaciones a nivel global, dar entrenamiento, alinear la compensación de los ejecutivos y operadores con los de la institución y el sistema, apoyo desde el tope de las organizaciones, echar a los que se portan mal a pesar de que generen mucho dinero.  Al final, después de haber escuchado las posiciones que comento a continuación mencionó la importancia de escuchar  la voz interior que nos pide hacer el bien (“escuchar la voz de Gepetto, en Pinocho”)

Fue una posición mayormente tradicional, técnica- mecanicista  que hasta ahora ha paliado el problema pero no lo ha resulto.  La misma receta de hace decenas de años, que no evitó la crisis. Esto son condiciones necesarias pero no suficientes.  Todo el sistema opera a través del comportamiento humano, con una falta de valores fundamentales, que es lo que enfatizaron dos ponentes, Mark Carney, Gobernador del Banco de Inglaterra (el Banco Central), y especialmente el Reverendo Justin Welby, Arzobispo de Canterbury, el “Papa” de la Iglesia Anglicana.

Menos mal que tuvieron la visión de invitar al Reverendo Justin Welby, que había sido tesorero de una multinacional petrolera, donde pudo apreciar desde dentro la operación del sistema financiero.  En esas actividades sintió la llamada de Dios para dedicar su vida al servicio de la iglesia anglicana.  Fue miembro de la Banking Standards Commission del Parlamento del Reino Unido, encargada de proponer reformas al sistema financiero de ese país, de allí que tiene una perspectiva muy valiosa para apreciar la problemática de la ética en el sistema financiero.

Analogó el diagnostico técnico, tradicional, de las fallas del sistema como el que se puede hacer del hundimiento del Titanic: “Se hundió porque le entró mucha agua”.  Aquel y este diagnósticos son la manifestación del problema.  El problema es el comportamiento irresponsable de algunos de los actores, con un comportamiento temerario, de avaricia para maximizar los beneficios personales en el corto plazo, sin considerar el impacto de sus acciones sobre el sistema y la sociedad y muchas veces ni siquiera dentro de la misma institución, mirándose el ombligo, indiferentes al mundo exterior.  Las instituciones financieras buscaban a los que tomaban más riesgos, sin tener los controles internos o externos adecuados, con el objetivo de obtener mayores beneficios en el corto plazo.  Cada uno por su cuenta.

Hace falta el comportamiento ético, de la persona virtuosa, que hace el bien. no porque el no hacerlo puede tener consecuencias, o porque hay que obedecer las reglas (que se demostraron deficientes) o porque lo van a agarrar.  Es ir mas allá de ser una persona decente a ser una persona ética. Tener un impacto beneficioso en el mundo en que vives.  Se requiere una transformación personal

Recuperar la confianza requiere de ambición, pero no de ambición personal sino ambición para tener impacto positivo en lo que cada uno sabe hacer mejor, dejar una marca que contribuya al progreso de la humanidad.  Se necesita tener impacto.  “Jesucristo tenía doce apóstoles, uno lo traicionó y los otros once lo abandonaron, pero en el largo plazo tuvo impacto”. Su mensaje era sobre el bien de la humanidad.

Para esta trasformación propone que los ejecutivos se tomen tiempo para meditar, para reflexionar sobre el impacto que tienen y pueden tener, que incluyan la espiritualidad en sus vidas (no necesariamente alguna religión en particular). Se deben preparar líderes para el futuro.  Recordó los principios Dominicos de balancear la oración, el trabajo y el estudio, los Ignacianos de un autoexamen riguroso y doloroso para desarrollar los valores y los Franciscanos de encontrarse y servir a los pobres.  Puede parecer utópico pero señala la dirección para incorporar valores éticos.

El Presidente del Banco de Inglaterra, el canadiense Mark Carney, presentó la visión más balanceada, reconociendo las fallas regulatorias, la existencia de incentivos perversos que operan dentro de las instituciones financieras, de maximizar beneficios tomando riesgos sin los correspondientes controles y sin considerar el impacto sobre el sistema y la sociedad.  Pero también reconoció que buena parte de los problemas se deben a la falta de valores de muchos individuos, completamente divorciados del propósito de la intermediación financiera.  Para muchos es un juego donde se trata de ganar el máximo, de ganar más que el otro, sin importar el impacto en la economía real, a lo mejor cumplir con las reglas pero no con el espíritu. Es una cultura competitiva donde el fin justifica los medios. Hace falta el sentido de vocación, de ser parte del sistema y de una sociedad, que son custodios de dinero ajeno.  

Una observación muy pertinente fue la que se deben establecer responsabilidades a nivel individual, de cada persona, y el que no las pueda absorber que se vaya.  No se debe descansar sobre la responsabilidad colectiva, de la institución. Las responsabilidades deben ser a título personal con castigos, de cárcel si es necesario, para los que cometan irregularidades.  No es suficiente con ponerles multas a las instituciones.  Esta era la propuesta en dos de mis artículos (¿Es multar a los bancos la solución? del 27 de abril 2014 y ¡Basta de ponerles multas a los bancos! del 20 de enero del 2013)

Mi resumen

La regulación y supervisión efectivas  y los incentivos adecuados (en el sentido más amplio de la palabra, positivos y negativos, monetarios y no monetarios)  ayudan, pero la creatividad humana, sobre todo cuando hay mucho dinero de por medio, es ilimitada y la recuperación está demostrando que no se puede regular todo, no se pueden controlar todos los comportamiento de los individuos.  Se ha demostrado años tras año que el sistema financiero teniendo mayores recursos, mayor creatividad y mejores incentivos que el regulador al que siempre le irá por delante.

La sobrerregulación  también se podría llevar por delante la innovación y la prestación de servicios básicos para la sociedad, podría frenar la economía, como lo está haciendo la falta de crédito a las empresas de menor tamaño.  No podemos todos hacer de policías para controlar el comportamiento irresponsable. Esta regulación, supervisión e incentivos deben  suplementarse con la transformación personal, con la inclusión de valores,  como dijo el Rev. Welby con un comportamiento ético que hace el bien no porque el no hacerlo puede tener consecuencias, o porque hay que obedecer las reglas o porque lo van a agarrar.  Los dirigentes de las instituciones financieras deben asumir las responsabilidades a título personal y los reguladores y la sociedad deben exigírselo

La trasformación personal puede parecer utópico en el corto plazo, pero hay que intentarlo, poco a poco, para el largo plazo, comenzando por el comportamiento de nuestros gobernantes, que deben dar el ejemplo como representantes de la sociedad.

Fue, es y será una crisis de ética, manifestada en el sistema financiero, que por su alcance nos afecta a todos.



Composición del panel


Moderador: Sean Hagan, General Counsel and Director of the IMF Legal Department
Mark Carney, Governor, Bank of England
Philipp Hildebrand, Vice-Chair, BlackRock, Inc.
Christine Lagarde, Managing Director, IMF
Kok-Song Ng, GIC Chair of Global Investments
The Most Reverend Justin Welby, Archbishop of Canterbury